Cuando un propietario se plantea: quiero vender mi empresa, la pregunta inmediata es ¿como vender una empresa? la siguiente idea que acompaña a esta decisión y pregunta está asociada a obtener la mejor ganancia de ese bien, activo o patrimonio en el que el dueño invirtió un capital considerable y muchas horas de su tiempo.

 

La recesión económica y el bajo volumen de ventas y consumo, trajo consigo que muchos propietarios se dispusieran a vender, cuando ya no podrían sortear dificultades como esa.

 

Para que la venta sea exitosa, y ganen ambas partes involucradas, es necesario conocer sobre el tema, debido a que una de las claves para lograrlo está asociada al momento en que la empresa se pone en venta.

 

Si quiero vender mi empresa, ¿cómo puedo hacerlo?

¿Cómo vender una empresa?

Aunque el tiempo en el que se lanza al mercado la venta de una empresa es una de las principales consideraciones, existen otros factores importantes que influyen ante la necesidad de un dueño que quiere poner en venta su compañía:

 

1) Delinear una estrategia: hacemos hincapié en que cuando el dueño expresa “quiero vender mi empresa, ¿cómo vender una empresa?”, el paso siguiente es de preparación en torno a este hecho lo que se denomina «preparar la empresa para la venta». Durante ese proceso, que puede durar desde meses hasta uno o dos años, debe elaborarse la estrategia de venta para lograr una operación satisfactoria en tiempo y forma.

 

Otra de las consideraciones a tener en cuenta es que durante este tiempo debe recabarse toda la información pertinente a la compañía, cuentas anuales, balance y cuenta de perdidas y ganancias, escrituras societarias y de inmuebles, contratos relacionados con la actividad, etc, además de una valoración del precio en el mercado.

 

2)  No dejarse llevar por las emociones: para los dueños su empresa es la mejor, y muchas veces este pensamiento puede llegar a nublar el sentido común que debe prevalecer en todo vendedor. Para evitar que el propietario se deje llevar por la emocionalidad, se hace necesario contratar a un externo para que realice un una valoración de la compañía junto con todos los activos.

 

Posterior a este proceso, el vendedor podrá añadir criterios cuantificables que puedan aumentar esa valoración.

 

3) Confiar en los profesionales: para hacer una venta rápida, con la ganancia esperada y que beneficie a ambas partes, la mejor opción es delegarle esta transacción a los expertos. Los consultores en M&A, (fusiones y adquisiciones) son capaces de resolver cualquier tipo de dificultades que se presenten, evaluar a los clientes, negociar, entre otras tareas que de ser asumidas por el mismo dueño le restarían tiempo para dirigir la empresa en venta.

 

4) Supervisar el proceso: aunque los profesionales tomen las riendas en la negociación, el propietario jamás podrá deslindarse del proceso de venta, puesto que es quien conoce al detalle la empresa y puede imprimir no solo la motivación, sino también es el encargado de entrevistarse con los compradores potenciales, para dar su apreciación en torno al mejor y más calificado candidato.

 

5)  Clasificar a los compradores: de esta forma, solo los que hayan superado las clasificaciones, los más idóneos y ajustados al perfil, podrán conocer la información más íntima de la empresa, evitando así la fuga de estos detalles importantes y confidenciales.

 

6)  Fijar un precio acorde: sin caer en las tentaciones de inflar demasiado el valor o al contrario, colocar uno muy por debajo de su precio. Tales medidas lo que harán será que los compradores pierdan interés,  además de que estas prácticas pueden hacer que no se tome en serio la operación, espantando posibles candidatos interesantes.

 

7)  Ofrecer opciones para pagar: ya sean esquemas de financiación, pagos diferidos u otras opciones serán viables para el comprador y por qué no, una ventaja para el vendedor, si divide esos pagos en períodos de años para diferir la cancelación de impuestos por ejemplo.

 

8)  Valerse de la confidencialidad: cuando se da a conocer la noticia por un propietario que dice “quiero vender mi empresa”, esto puede perjudicar tanto la relación con los trabajadores de la compañía, clientes o proveedores, como su valor en sí.

 

Con la ayuda de consultores especializados, la idea podrá ser introducida en mercados específicos bajo estricta confidencialidad para evitar la alteración de cualquier aspecto de la compañía. 

 

9)  Planear la transición: los dueños deben prepararse para este proceso, porque muchos se centran en la venta y pierden atención en la empresa. Lo más aconsejable es que se preparen a nivel resultados de la compañía, de imagen tanto interna como externa, sobretodo con clientes, de stock, de documentación y cuidando al personal que se ocupará de mantener el estado y buena marcha de la empresa.

 

Empresas que compran empresas

Ya sea para hacerse con un nuevo equipo de profesionales, ingresar a un mercado desconocido, o mejorar a una marca, las empresas que compran empresas son un fenómeno instaurado en el mercado empresarial desde hace  años.

 

Aunque para algunos a veces puede parecer poco habitual, esta práctica es cada vez común, tanto a nivel corporate como en el caso de empresas más pequeñas, en las que ganar una cuota de mercado o una nueva suma de clientes y consumidores es otro de los objetivos.

 

GK es una empresa española que se dedica a la intermediación y consultoría en lo concerniente a los procesos de compra y venta de empresas, gracias a que cuenta con un grupo de profesionales con años de experiencia, brindando un servicio integral y personalizado. 

 

Para quienes requieren asesoría en la compra de empresas, estos expertos cuentan con su propia base de datos con compañías de diferentes sectores de España y países de casi todo el mundo, para encontrar la opción más ajustada a lo que el comprador o vendedor requiera.

 

A este respecto, los consultores reúnen un equipo de expertos en finanzas corporativas con una combinación de experiencia financiera y sectorial, que están en la capacidad de analizar la opción de inversión escogida para que el interesado pueda contar con un análisis riguroso, y así pasar al proceso de toma de decisiones con las herramientas necesarias.

 

Recientemente GK ha facilitado operaciones de venta de empresas en distintos sectores, al tiempo que han asesorado  a nivel estratégico a diferentes empresarios durante el desarrollo de toda la transacción.

 

En negocios donde empresas compran empresas, GK se mantiene como referente en el mercado gracias al ejercicio basado en valores como la honestidad, la eficiencia y la profesionalidad, y por la implementación de estrategias como el constante seguimiento al mercado, lo que les permite el análisis desde un prima mas real, adaptando su labor de consultoría para la mejora de su asesoría ante las fluctuaciones del mercado.

 

 

 

Categorías: Sin categoría