Debido al incremento de empresas con dificultades de tipo financiero, se ha consolidado la inversión en la compra venta de empresas en crisis, al convertirse en un negocio viable con amplios beneficios.

 

La expansión de este mercado también se debe a la gran cantidad de inversionistas y empresarios que a pesar de conocer los aprietos que atraviesa determinada compañía, se interesan en su potencial, su nivel de presencia en el mercado, su cartera de clientes, su Know how, entre otros elementos, por lo que apuestan por este tipo de inversión que a posteriori podría representar un gran acierto.

 

A este respecto también figuran los asesores de compra venta de empresas, quienes como reconocidos expertos en el área de finanzas, conducen a los propietarios de empresas a confiar en las alternativas de compra y venta ante cualquier eventualidad que se suscite.

 

Liberar a los dueños de empresas de problemas y deudas resulta ser uno de los grandes atractivos de esta práctica, capaz de rescatar a todas aquellas firmas, sociedades y hasta comercios comprometidos o bajo circunstancias adversas, pero con una capacidad instalada aprovechable, que en las manos adecuadas generaría importantes sinergias y niveles de rentabilidad.

 

Consideraciones de la compra-venta de empresas en crisis

Dilucidar el motivo por el cual la empresa a someterse al proceso de compra-venta ha experimentado dificultades es una de las principales acciones a tomar en consideración. En muchos casos no se trata de problemas en el sector o con el producto o servicio en sí, sino que la causa de las adversidades financieras deriva en el mal manejo del equipo gerencial.

 

Ante estas situaciones, se convierte en necesario solicitar una auditoría de manos de una empresa externa o due diligence, herramienta que permitirá conocer de forma concreta cuáles han sido los inconvenientes presentados y el porqué la compañía cayó en ellos. La información devenida de esta acción será de vital importancia para la toma de decisiones entre adquirir o no esta empresa.

 

En períodos de crisis, muchas pueden ser las causas de las dificultades económicas, como no haberse reinventado a tiempo; depender de un proveedor y haber alcanzado un límite de deuda con el mismo; no sumarse a las nuevas tecnologías, o la no consideración de las redes sociales como estrategia de mercadeo, entre otras tantas situaciones.

 

Otro de los puntos a resaltar, en el caso de los compradores, es el de adquirir una empresa en un sector en el que ya se tiene experiencia, puesto que el conocimiento del mercado permitirá que el auxilio y el crecimiento de la producción en dicha empresa sea en un lapso de tiempo más corto.

 

Si por el contrario, desea sumarse a un nuevo mercado, el conocimiento, estudio y la evaluación detallada del mismo será una de las mejores armas para su conquista.

 

La compra-venta de empresas en crisis permite el reflote de negocios en condiciones especiales por parte de empresarios interesados en solventar sus problemas y mantener los mejores beneficios de esa inversión, evitando que cierren por deudas, mal manejo, desconocimiento de los procesos, entre otras condiciones.

 

Los expertos en gestión empresarial se dedican cada día más a asesorar a los inversores en esta práctica debido a que constituye un negocio en ascenso, en el que además abundan las experiencias positivas.

 

Especificaciones del contrato de compra-venta de empresas en crisis

En el contrato que se emplea en estos casos el vendedor detalla que entregará su empresa mercantil como conjunto de bienes, mientras que el comprador paga por el mismo un monto que abarca las acciones en su totalidad.

 

Otra característica de este tipo de contratos es que contiene muchas cláusulas en las que se detallan tópicos como la reserva de dominio, el objeto, la entrega, las condiciones, el seguro, entre otros importantes temas. Del mismo modo, el arbitraje, la ley, y las consideraciones de cada negocio fijado se reflejarán en el documento.

 

Existe además un aspecto importante de estos contratos, y es que debido a que las empresas enfrentan una condición económica delicada, generalmente el precio que se estipula por la compra-venta es de carácter simbólico, llegando hasta cifras tan bajas como un euro.

 

Para los inversores, cerrar este tipo de negocios representa la oportunidad de reflotar las empresas para obtener ganancias, aprovechando el potencial que tienen, que quedará de manifiesto despues de ser canceladas todas las deudas que presenten.  

 

Formas de adquisición de empresas en concurso

Cuando se desea adquirir una empresa en concurso de acreedores existen tres mecanismos para lograrlo:

 

– Mediante la compra-venta de acciones o participaciones: trae consigo la adquisición completa de la empresa, o lo que también es llamado por bloque, sin importar la situación en la que esta se encuentre a nivel de problemas y deudas.

 

– A través de la adquisición de activos y pasivos concretos: en este apartado se encuentran las situaciones en las que se adquiere solo una parte de la empresa que permita el desarrollo de una actividad determinada, por lo que se debe evaluar la existencia o no de pasivos.

 

– Con la compra venta de unidades productivas: se habla de compraventas llevadas a cabo por la vía concursal, permitiéndole al comprador saber que deudas les tocará asumir y cuáles no.

 

Asesores y especialistas en ventas de empresas

La función de estos expertos es revisar todas las empresas en el mercado que presenten entre sus características el poseer dificultades financieras, evaluar en un corto lapso de tiempo cuál debería ser su valor en el mercado, según su condición, y ponerse en contacto con los posibles clientes.

 

Bajo su asesoría las negociaciones podrían cerrarse en un tiempo muy corto, puesto que ofrecen soluciones para que los dueños puedan solventar sus dificultades y así mejorar las ofertas ante los compradores interesados. 

 

Con su experiencia y habilidad en este campo, ayudan a los propietarios a enfrentarse a situaciones delicadas, como vender la empresa o ahogarse en las deudas, por lo que resultan indispensables para la toma de decisiones.

 

No obstante, en casos donde el propietario ya ha tomado la determinación de vender, debido a que ya no desea seguir apostando por un negocio en el que no vislumbra mejoría, el especialista en ventas de empresas en crisis delineará una estrategia para mejorar y reflotar la empresa y hacerla atractiva ante los inversores.

 

Ventajas de las operaciones de compra-venta de empresas en crisis

Siendo una práctica con tantas aristas, se hace indispensable conocer todas las ventajas que pueden obtenerse de hacerse o vender una empresa en crisis:

 

– En el caso del comprador, adquirir una empresa sugiere ocupar el lugar que antes tenía la competencia, posicionándose en un sector determinado. Gracias al tiempo de operatividad de dicha empresa, el conocimiento del mercado, los competidores y clientes es vital para mantener este lugar.  

 

– Comprar una empresa en concurso de acreedores puede ser más rentable a nivel económico que una que esté en pleno desarrollo. La oferta del interesado debe ser muy atractiva, que además garantice el flujo de las operaciones.

 

– En estas adquisiciones bajo las líneas concursales la no transmisión de las deudas de una compañía se mantiene como una de las ventajas más importante.

 

A este respecto, es importante aclarar lo reseñado en la norma tributaria, que dictamina que adquirir una empresa que se encuentre en crisis sin que exista un procedimiento concursal derivará las deudas al adquiriente. Por el contrario, cuando estas acciones se llevan a cabo en sede concursal, no debe existir la transmisión de las deudas.

 

Por su parte, las deudas relacionadas con la seguridad social y las laborales sí recaerán sobre el comprador, y generalmente integran el monto de adquisición.

 

– En lo concerniente al empresario que presenta problemas financieros, desarrollar estas operaciones hará posible el desarrollo de su actividad, en muchos casos, y que se mantengan los puestos de trabajo.

 

Los fraudes en la venta de empresas

El mercado de la compra-venta de empresas en crisis no escapa de la aparición de casos de fraude, puesto que ofrecen al vendedor la liberación de todo tipo de responsabilidad a nivel económico, a través de la implementación de la vía concursal, sin embargo, su finalidad es buscar beneficio de los activos resultantes de la sociedad de las empresas.

 

Ante tales escenarios queda en evidencia la importancia de contar con la asesoría de expertos o de empresas consultoras especializadas, capaces de ofrecer un estudio detallado de la operación, donde además se analice el mercado, las ventas similares, y operaciones anteriores.

 

A pesar de estas circunstancias, la compra-venta de empresas en crisis se perfila como una operación aconsejable para las compañías en apuros financieros que deben recurrir a este tipo de inyección de capital para evitar males mayores. En lo que se refiere a la venta, además de liberarse de deudas, es también una opción que hace posible salvar el patrimonio de los inversores, dueños o accionistas.

Categorías: Sin categoría