Corporate finance: las finanzas corporativas

 

El Corporate finance consiste en la asesoría culificada a nivel financiero, económico y estratégico en la búsqueda de ideas y resoluciones que potencien un negocio,  indispensable en los momentos de crisis cuando es necesaria la toma de decisiones, pero también para anticiparse o en otras situaciones.

 

En las finanzas corporativas se agrupan las oportunidades y condiciones con las que se consigue capital para las empresas, el uso que este tendrá y la rentabilidad que obtendrá el inversionista de ese dinero. El objetivo es potenciar el valor de los accionistas.

 

Decisiones monetarias de las empresas tanto a corto como largo plazo, vinculadas al manejo de los fondos de las empresas, los recursos y la evaluación para tomar esas decisiones, así como todas las prácticas que se emprenden, como analizar y apoyar proyectos de inversión, recibir financiación, pagar dividendos a los accionistas, entre otras, resumen parte de las actividades de corporate finance.

 

Corporate finance: las finanzas corporativas y las decisiones de inversión

Todas esas variables que maximizan el valor del capital y el del accionista, de la mano de una toma de decisiones basada en estrategias de crecimiento, son evaluadas dentro de corporate finance, que engloban:

 

– La validez de los flujos de caja

– La necesidad de inversión en los momentos que se busca crecer

– Los niveles de endeudamiento o apalancamiento

– La retribución de las utilidades

– La financiación tanto ajena como propia

– La optimización del riesgo-beneficio y la liquidez

– El análisis del coste de oportunidad de una inversión, el modelo financiero a adoptar y los plazos de amortización

 

Áreas que competen a corporate finance dentro de la empresa

Como agrupa una serie de actividades dentro de la empresa, se hace necesario determinar a cuáles áreas compete:

 

M&A, fusiones y adquisiciones, entre las principales decisiones que se toman a la hora de hacer crecer una empresa.

Financiación de proyectos o proyect finance, como es conocido en inglés.

– Estructura legal de la empresa.

– Estructura de capital, modelos tanto financieros como de inversión.

– Coste de capital, nivel de endeudamiento y apalancamiento financiero.

– Política de dividendos y descuento de los mismos.

– Desarrollo de banca de inversión.

– Ética y responsabilidad social de las corporaciones.

– Política de emisión de acciones.

Reestructuraciones empresariales.

Capital riesgo, y los modelos de capital de inversión privado y de creación de valor. 

 

Estas actividades resultan de gran relevancia para el desarrollo de una empresa. El éxito de cada operación se mide por la toma de decisiones en torno a estas variables, a las que se adiciona la motivación de los empleados a través de estratégicos incentivos para que ejerzan su labor con eficiencia y compromiso, vital para el crecimiento sostenido de cualquier compañía en el tiempo.

 

No obstante, el marketing es una arista que también en considerada dentro de las ventajas empresariales que ostente una compañía.

 

Los movimientos corporativos de la mano con una estrategia de mercado adecuada representa para cada empresa una ventana para el crecimiento, el establecimiento de alianzas comerciales, la expansión para los mercados internaciones, la adquisición de otras empresas, sean competencia o no, en la búsqueda de la creación de plataformas corporativas, entre otros movimientos.

 

¿Cómo ayuda el corporate finance a las empresas?

Tanto las empresas grandes como las pequeñas pueden tener acceso al corporate finance, ya que este servicio ayuda en la reestructuración del área financiera de una empresa, así como en las estrategias destinadas a la obtención de mayores recursos, como un aporte para esos proyectos que no se benefician de la banca tradicional.

 

El corporate finance mejora la imagen y por tanto la relación con las entidades bancarias y además auxilia a las nuevas empresas en la búsqueda de formas de expansión para el desarrollo de sus proyectos.

 

A este respecto, los nuevos proveedores financieros son los fondos de inversión, family offices y el capital riesgo. Desde las grandes empresas hasta las pymes están obteniendo buenos resultados con estas opciones que se han abierto camino debido a la crisis experimentada en los mercados económicos.

 

Utilidad de la corporate finance

Las finanzas corporativas pueden emplearse en diferentes tipos de operaciones cuya vinculación deriva en grandes beneficios:

 

– Valoración de empresas: se hace indispensable saber cuál es el valor de un determinado negocio como una medida para mantenerse en los mercados actuales y gestar el éxito de las empresas.

 

– Financiación de proyectos de inversión y activos: con la búsqueda de capital pueden verse beneficiadas actividades como la construcción o adquisición de inmuebles y de concesiones; la creación de unidades de negocio, la expansión de la empresa tanto a nivel nacional como internacional. Esto mediante prácticas como la financiación corporativa externa, o captar liquidez a través de los propios activos de la empresa.

 

– Compra y venta de empresas: ante el proceso de compraventa como tal, generalmente es necesaria una financiación, y del mismo modo, todo el proceso que conlleva requiere los servicios corporate finance, para establecer las valoraciones pertinentes, análisis de los estados financieros, contratos, acuerdos, entre otras operaciones.

 

– Financiación circulante: se necesita el apoyo de factores externos puesto que comprende descuentos de facturas, de efectos, pólizas de crédito, financiación de proveedores, etc. Aunque la banca tradicional ofrece soluciones en estas actividades, a la hora de establecer proyectos internacionales o cuando la empresa ha agotado su límite de riesgo, se restringen sus acciones. La financiación con operadores alternativos es más moldeable. 

 

– Reestructuración financiera: necesario en los casos en los que la empresa requiera adaptarse a nuevos desafíos del entorno, entre los que incluye la mejora de su financiación al nuevo plan de negocios. Bancos, brokers financieros, business angels, fondos de inversión y el respaldo de los bancos se mantienen entre las opciones.

 

Decisiones de inversiones, absorciones optimizando las condiciones de la operación, fusiones y asesoramiento en la toma de decisiones, son otras de las prácticas que requieren corporate finance.

 

En el caso de España, que se reconoce como un país muy bancarizado, el auge de estas opciones contribuye en el mejoramiento de la red productiva gracias al robustecimiento de las empresas nacientes o las medianas y grandes empresas, en búsqueda de capital para lograr sus objetivos.  

Categorías: Sin categoría